Con la aplicación de la nueva Ley Orgánica

Pérez Estevan destacó la "histórica" regularización y jerarquización del Servicio Penitenciario

El ministro de Seguridad y Justicia, Gastón Pérez Estevan, mostró su satisfacción por los beneficios que conlleva la aplicación total de la nueva Ley Orgánica Penitenciaria.

El titular de la cartera destacó los alcances de la nueva Ley Orgánica 5185. “Es una reforma histórica para nuestro sistema carcelario rionegrino”, sostuvo.

El Ministro confirmó que la normativa “quedó en total vigencia con la aplicación de jerarquía de todo el personal y el correcto cobro de haberes, una regularización que marca un antes y un después en la fuerza”.

Desde esta forma, el Gobierno de Río Negro, con el actual cronograma de haberes se canceló la deuda que se mantenía con 82 empleados del Servicio Penitenciario Provincial, correspondiente a los meses de junio, julio y un proporcional del aguinaldo.

Los empleados penitenciarios egresaron en diciembre de 2016 y fueron puestos en funciones en febrero de este año. La deuda estaba vigente desde mayo, fecha en la que regía la antigua Ley 4283 para los fines remunerativos.

A partir de entonces, comenzó a correr la nueva Ley Orgánica 5185 que, entre otras cosas, modifica el salario y la jerarquía. De esta forma, se regulariza la situación de los agentes.

La Ley 5185, entre otras cuestiones, crea una estructura con un régimen basado en la evaluación y revisión periódica del personal penitenciario; como así también, un sistema de promociones y ascensos, los cuales se implementarán a través de una Junta de Calificaciones.

Por ello, y en virtud del tiempo transcurrido, se dio inicio a la jerarquización de los agentes penitenciarios. Los agentes que promocionaron en 2007 serán ascendidos a la jerarquía de Cabo Primero, mientras que quienes hayan promocionado en 2010 pasarán a la jerarquía de Cabo.

Los demás agentes quedan, por su antigüedad, en el escalafón inicial.