En Conesa

Weretilneck en Conesa: "Nos llena de orgullo contar con esta central del SPLIF"

Un momento especial se vivió este miércoles en General Conesa con la inauguración de la nueva central del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (SPLIF).

Luego de un año en que el proyecto empezó a tomar forma, hoy la institución es una realidad y toda la zona este de Río Negro lo celebra. 

Esta central, que cuenta con 27 personas trabajando, ya se encuentra operando efectivamente desde esta temporada, en colaboración con los Bomberos Voluntarios para la protección de la zona de monte y espinal.

El acto fue presidido por el gobernador Alberto Weretilneck, junto a la intendenta Alejandra Más; el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de Río Negro, Alberto Diomedi; autoridades del SPLIF y los trabajadores de la institución que se encuentran ante un gran desafío.

El Gobierno provincial tomó la decisión de abrir una nueva central operativa en Conesa, luego de la importante quema de campos sufrida en la temporada 2016-2017 en la zona este de Río Negro.

Tras un año de darle forma al proyecto a partir de la adquisición del edificio de la ex planta Flavors SA -lugar donde se ubica la central-, hoy se cuenta con un equipo especializado en incendios de pastizales y montes en la región, que tiene una superficie a proteger de aproximadamente 6.500.000 hectáreas.

“Nos llena de orgullo contar con esta central. Río Negro es una de las provinciales que en los últimos años menos cantidad de hectáreas en la zona de bosques ha perdido y mucho de esto fue a partir de la coordinación eficiente del SPLIF; eso mismo queremos que se haga en la zona este de la provincia, que si bien no tiene la complejidad de la cordillera, tiene mucho rango de incendio a partir de las cuestiones climáticas, no sólo perjudiciales para las personas, sino también para la actividad productiva”, afirmó el Mandatario.

En este aspecto, sostuvo: “Le agradezco al Gobierno nacional a través del Plan Nacional de Manejo del Fuego porque este es un sistema integrado, nadie puede accionar solo contra el fuego, Nación, Provincia con el SPLIF, Bomberos, Policía, Defensa Civil, Municipio y demás instituciones, tienen que trabajar juntos”.

“A los brigadistas les digo que la vida está por sobre todas las cosas, es lo más importante, lo material se recupera, lo humano muchas veces no”, completó Weretilneck.

En tanto, el jefe de la central de Conesa, Jorge Chiriotti, también resaltó la importancia de trabajar en conjunto: “Vamos a trabajar juntos porque tenemos un largo camino por delante, con muchas tareas de prevención donde vamos a visitar a las escuelas, hablar con los chicos, con las sociedades rurales, productores; esto es una tarea de todos, en conjunto”.

 

La nueva central operativa

 

Esta nueva central cuenta con un edificio administrativo operativo, donde actualmente trabajan 27 personas, de los cuales 21 son combatientes. Para el trabajo efectivo en campo cuenta con un camión de incendios forestales, totalmente equipado provisto por el Sistema Nacional de Gestión Integral de Riesgo (SINAGIR), a través del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, dependiente de la Secretaría de Protección Civil del Ministerio de Seguridad y Justicia de la Nación.

También tiene una camioneta Toyota Hilux 4x4 y un kit forestal 750 litros con motobomba wick 100, todo suministrado por el SINAGIR.

Se hicieron presentes en la inauguración el secretario de Protección Civil dependiente del Ministerio de Seguridad de Nación, Emilio Renda; el subsecretario de Operaciones de Protección Civil en representación de Seguridad de Nación, Daniel Russo; el ministro de Obras y Servicios Públicos, Carlos Valeri; el coordinador del SPLIF, Marcelo Rey; los jefes del SPLIF Bariloche y El Bolsón, Patricia Montenegro y Domingo Sales, respectivamente; el intendente de Pomona, Miguel Jara; los legisladores Elsa Inchassendague y Facundo López y demás autoridades provinciales, municipales y de las distintas fuerzas.